El pago de las remuneraciones deberá realizarse en efectivo, en días hábiles, en el lugar de trabajo y durante las horas de prestación de servicios:

  •  Al personal mensualizado, dentro del cuarto día hábil del vencimiento de cada mes calendario;
  •  Al personal remunerado a jornal o por hora, al finalizar cada jornada o cada semana según fuera convenido.

Todo pago en concepto de salario u otra forma de remuneración deberá instrumentarse mediante recibo en doble ejemplar: el trabajador quedará en poder de uno de ellos con la firma del empleador, el empleador quedará en poder del otro con la firma del trabajador.