IMG 20170223 WA0093Viernes, 24 de febrero de 2017.-
En la provincia de La Rioja se desarrolla una nueva reunión del Consejo Federal del Trabajo. El cuerpo del CFT otorgó a la provincia de Salta un reconocimiento por el ejercicio de la presidencia desarrollada durante el periodo 2016.

El secretario de Trabajo, Ramiro Chávez, participa en la provincia de la Rioja de la 98º reunión Plenaria del Consejo Federal del Trabajo. El encuentro se desarrolla en el Salón Talampaya del Hotel Naindo de la capital Riojana.

Encabezada por el secretario de Trabajo de la Nación, Ezequiel Sabor, la asamblea inaugural, comenzó con la elección de las autoridades que conducirán los destinos del organismo durante el periodo 2017.

Representantes de 21 distritos de la República Argentina otorgaron la presidencia del CFT al representante de la provincia de Entre Ríos, mientras que la vicepresidencia primera, quedó en manos del representante de La Rioja.

Durante la jornada de trabajo, las provincias participantes realizaron una presentación sobre la situación laboral de cada jurisdicción. Además expusieron sobre las principales problemáticas sociolaboral.

El secretario de Trabajo, Ramiro Chávez, indicó que la provincia de Salta consiguió seguir al frente de la Comisión de Normativas por 9 años consecutivos, esta tarea se encarga de analizar todo lo relacionado al estudio y reforma de leyes de trabajo. Además detalló que el cuerpo de autoridades analizó el Servicio de Conciliación Laboral Obligatoria (SECLO) como política de Estado.

“Estamos transitando momentos complejos en materia laboral en toda la Argentina, es por eso que uno de los principales puntos que continuamos impulsando desde la Provincia de Salta es seguir encontrando la manera de sostener las fuentes de trabajo, estamos convencidos que es más factible mantener un puesto laboral que generar uno nuevo”, expresó Chávez.

Recordemos que el Consejo Federal del Trabajo es un organismo conformado por los ministros de Trabajo y autoridades laborales de todo el país, cuyo objetivo es fortalecer las administraciones del trabajo, procurando la mayor eficacia de la actividad gubernamental y de los actores sociales en las distintas jurisdicciones y competencias.