Foto IlustrativaViernes, 27 de enero de 2017.-
Se logró registrar nuevamente personal que no se encontraba debidamente registrado y la presencia de una adolescente realizando tareas de limpieza. El operativo se realizó en la localidad norteña de Orán.

Inspectores de la dirección de Fiscalización del Ministerio de Trabajo de manera conjunta con el gremio de la UTA concretaron un operativo de verificación de registración laboral en la empresa de transporte de pasajeros de la localidad de San Ramón de la Nueva Orán.

En la oportunidad los funcionarios del Ministerio de Trabajo, efectuaron relevamientos a empleados e inspeccionaron los diferentes servicios de la empresa de Transporte.

En primera instancia se logró detectar nuevamente personal que no se encuentran debidamente registrados dentro de los convenios colectivos de trabajo, por este motivo se procedió a labrar las respectivas actas, solicitando a la patronal que provea de la documentación correspondiente y que realice la registración pertinente de acuerdo a los marcos normativos vigentes y en el lapso de 5 días hábiles otorgue el alta temprana de los trabajadores involucrados.

En el marco del operativo, inspectores de la Secretaría de Trabajo constataron la presencia de una adolescente de 17 años de edad realizando tareas de limpieza dentro de las unidades de transporte en el horario nocturno.

Cabe recordar que la ley de Prohibición del Trabajo Infantil y la Protección del Trabajo Adolescente ha elevado la edad mínima de admisión al empleo a 16 años para todo tipo de actividad con o sin fines de lucro y prohibido el trabajo a menores de 18 en tareas peligrosas, riesgosas, nocturnas o insalubres.

Ante esta irregularidad personal procedió a suspender las actividades de la joven para resguardar la salud e integridad física y labrar el acta correspondiente. En primer lugar por la presencia de la adolescente, quien además no poseía la autorización correspondiente de los padres para desarrollar dicha tarea y en segundo por ejercer tareas en horario nocturno.

Las inspecciones se realizan en virtud de la normativa vigente, ley provincial 6291 de Procedimientos Administrativos, con la finalidad de combatir el empleo no registrado; verificar el cumplimiento de las condiciones laborales para garantizar el respeto de los derechos fundamentales del trabajo y la debida protección social y alcanzar una mayor eficiencia en la detección y corrección de los incumplimientos de la normativa y la seguridad social.